La organización La Revolución de las Viejas y PAMI distinguieron a nueve mujeres, entre ellas Estela de Carlotto, con el premio Vidas Rebeldes, un reconocimiento a la trayectoria y compromiso que les permitió derribar barreras y ampliar el horizonte de igualdad y libertad. 

La estatuilla del Premio Vidas Rebeldes representaba a Norma Plá con su brazo en alto. Fotos Zahira Rivero Norte

La estatuilla con el brazo en alto de Norma Plá, que se salió del molde de los estereotipos de la vejez y el género al reivindicar derechos de una lucha colectiva y comprometida, fue el símbolo de una noche en la que reinaron la emoción y el reconocimiento: nueve mujeres fueron distinguidas con los Premios Vidas Rebeldes, un reconocimiento a su lucha por una sociedad más igualitaria. 

En el marco del Día Internacional de las Personas Mayores, la diputada nacional Gabriela Cerruti, referente de La Revolución de las Viejas, y Mónica Roqué, secretaria general de Derechos Humanos, Gerontología Comunitaria, Género y Políticas de Cuidados de PAMI entregaron la  estuatilla a la Abuela de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto; a la cantautora Liliana Herrero; a la actriz Mirta Busnelli; a la activista LGTBQ+ Norma Castillo; a la feminista Nelly Minyerky; a la científica Carolina Vera; a la fubolista Betty Garcia; a la militante Bethsabé Echeverria Farfán; y a María Adela Antokoletz por su lucha por memoria, verdad y justicia. 

Las premiadas: Estela Carlotto, Liliana Herrero, Mirta Busnelli, Norma Castillo, Nelly Minyersky, Carolina Vera, Bertha García, Bethsabé Echeverria Farfán y María Adela Antokoletz junto a la diputada y referente de la Revolución de las Viejas, Gabriela Cerruti y Mónica Roqué, secretaria general de Derechos Humanos, Gerontología Comunitaria, Género y Políticas de Cuidados de PAMI

“Vidas rebeldes es un reconocimiento a la trayectoria y la biografía de todas estas mujeres que con su vida, obra y compromiso empujaron horizontes más justos”, dijo Gabriela Cerruti, al abrir el encuentro que se realizó en el Bar Quirón con la presencia de una nutrida concurrencia de invitadas e invitados. 

La primera en recibir la estatuilla fue Estela de Carlotto. “Hace 44 años que estamos caminando y vamos a seguir mientras tengamos vida. La experiencia la tenemos: por algo las canas. Esta reunión entre viejas me anima, me da más fuerzas. ¡Gracias viejas! El amor, siempre, vence”, dijo entre aplausos cerrados. 

Estela de Carlotto, Abuela de Plaza de Mayo fue premiada.

Con la conducción de Mosquito Sancinedo, el encuentro se llenó de emoción con las palabras de Liliana Herrero que recordó a su pareja Horacio González, recientemente fallecido: “Estela me dio hoy la clave: llorar de noche, y luchar de día. Mi forma de luchar, mi forma de sanar, es cantar. Es lo que me hace bien. No es fácil para mí salir en este momento. Me han hecho salir ustedes, mujeres. Gracias!”. 

Liliana Herrero

Pionera del Fútbol Femenino en Argentina. Desde los años 60, Betty García pateó mandatos para que en la cancha entremos todes. En una época en la que el fútbol era solo para varones, fue la jugadora número 9 del primer seleccionado argentino de fútbol femenino, que viajó al mundial de México en 1971 para conquista una victoria contra Inglaterra ante más de 100.000 personas. “Fue muy difícil jugar fútbol femenino en nuestra época. En 1971 viajamos solas, sin que nadie nos avale, pero le pudimos ganar a Inglaterra. Seguimos siendo rebeldes, ahora viejas rebeldes”, dijo al recibir su premio. 

Betty García

El Premio de la Ciencia fue para Carolina Vera, una reconocida ambientalista, quien expresó: “Llevo con orgullo ser una vieja investigadora. Le agradezco a mis viejas compañeras porque entre todas fuimos haciéndonos lugar en un espacio duro, machista y competitivo. La lucha por la justicia social y ambiental sigue”. 

“Me hubiera gustado envejecer con mi hermano Daniel”, dijo María Adela Antokoletz, al recordar al abogado detenido desaparecido por la dictadura cívico-militar. “Hoy, con este premio, me recibí de vieja. Cumplí hace poco 80 años y me sentía joven. Pero aprendí que soy vieja, una vieja rebelde y con ganas. Celebramos la vida, tenemos humor y tenemos memoria”, agregó. 

Mirta Busnelli

La actriz Mirta Busnelli se dio un tiempo para pensar en este tiempo que le toca vivir: “Recuerdo que cuando era joven pensaba que ser viejo era una minusvalía. Ahora que soy vieja me doy cuenta de una gran sorpresa: estaba equivocada. Efectivamente, descubrir la vejez es una revolución”.

“Sin saberlo, fui feminista desde el inicio. Mi unión a la Campaña por el Aborto Legal Seguro y Gratuito fue cumplir mi asignatura pendiente: que la crueldad que vivimos las mujeres con la penalización del aborto pare. Que se cumpla la Ley en todo el país”, dijo la abogada Nelly Minyersky, una luchadora incansable por los derechos humanos. 

Nelly Minyersky

El premio a los derechos de las personas LGBTyQ fue para Norma Castillo, quien con Ramona Arévalo, conformaron en 2010 la primera pareja de mujeres en contraer matrimonio legal en Argentina. Ambas tenían 68 años. “Los médicos decían que después de la menopausia perdíamos el deseo sexual. Sin embargo, nunca pudieron quitarnos el placer de amarnos. Luchamos para que todas seamos personas, sin varones o mujeres. Que lo único importante sea amarnos. Ojalá todos tengan amor”, dijo. 

“Venimos sobre hombros de gigantas. Mujeres bellas, valientes. Que nos abrieron caminos. Que pelearon en tiempos oscuros, que crearon vida, que abrieron canchas y laboratorios. Las que cantan, las que actúan. Las que nos parieron a todas. Gracias viejas amadas”, escribió Cerruti en su Twitter para cerrar una jornada de encuentro en el que los años, la vida y las vejeces se celebran como se merecen. 

 

Sumate al Club Quirón

 

Compartilo en tus redes

Notas relacionadas

Volver a Inicio

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.