Marcela Carbajo fundó Empatía, una pequeña editorial independiente dedicada exclusivamente a autoras y autores africanos. La iniciativa acerca por primera vez a las librerías argentinas una literatura diversa y poderosa de un continente que no tiene nada de homogéneo. 

Marcela Carbajo se arriesgó. Hacía tiempo que tenía un proyecto editorial en la cabeza, que le daba vueltas. Y eso que viene de otro mundo: hace 25 años que trabaja en una empresa de tecnología. Sin embargo, siempre estuvo ligada a la escritura y a la traducción literaria. Y siempre leyendo mucho. “Creo que todo lo que una hace o estudia, sirve, aunque en el momento no nos demos cuenta”, dice a Quirón.

En esa búsqueda se dio cuenta de que en la Argentina no era fácil conseguir literatura africana. Y eso le hizo un clic porque también se dio cuenta de que cuando las y los lectores no acceden a las ficciones de cada territorio tienen muy poca idea de la diversidad. Y así África parece un país y no el continente que es.

Con esta idea nació Empatía, una pequeña editorial que se propone dar a conocer historias que nos acerquen a tiempos y geografías sobre las que, hasta ahora, han circulado escasas ficciones; y -sobre todo- ayuden a salir de los clishé sobre África como un todo homogéneo: guerras civiles, matanzas étnicas, corrupción, extensas sabanas, tierra agrietada por la sequía, jirafas y niños de vientre protuberante.

“Estoy convencida de que las ficciones, se trate de literatura o de cine, son una excelente manera de generar un conocimiento afectivo y más empático de las diversas realidades”, cuenta sobre su proyecto que ya tiene una veintena de títulos publicados.

La primera antología

El sudafricano Mandla Langa

“Empecé con una antología porque quería representar a diferentes países. No fue fácil, porque en ese momento nuestra editorial recién empezaba y no teníamos muchos contactos con editoriales o agentes literarios africanos. Empezamos por aquellos autores cuyos relatos habían recibido premios literarios, tanto en África como en Europa. Fue muy satisfactorio ver con qué entusiasmo recibían la propuesta, a pesar de estar participando en el primer libro de una editorial que no tenía ninguna trayectoria. Después de esa antología, ya nos resultó más fácil seguir armando el catálogo. Algunos de los autores de la antología son muy conocidos en el continente, como el caso de Mandla Langa, de Sudáfrica, que colaboró con Mandela y escribió una de sus biografías. Y ellos me ayudaron mucho con información. En general, yo leo los textos en lengua inglesa y tengo una editora a la que tengo una enorme confianza que revisa el material en francés y hace recomendaciones”, explica sobre esos inicios.

Marcela Carbajo

Así vio la luz Antología, que reúne textos de once autores: Cat Hellisen, Chika Unigwe, Doreen Baingana, Lily Mabura, Mandla Langa, E. C. Osondu, Helon Habila, Siphiwo Mahala, Abdourahman Waberi, Binyavanga Wainaina y Patrice Nganang, y que se propone reflejar la realidad y la individualidad de sus más de mil millones de habitantes y sus cincuenta y cuatro países.

Quiero que, además de su valor literario, los libros de Empatía puedan acercarnos a procesos históricos y políticos, culturas, formas de relacionarse, de cada país. Es muy interesante ver algunos temas desde otro ángulo: cuando en un relato de Nigeria nos hablan de la poligamia, por ejemplo, uno ve otras aristas de un tema del que creemos tener una posición muy sólidamente formada. Y no solo podemos ver las diferencias, también podemos ver muchas cosas que tenemos en común como países con pasado colonial, con historias de inestabilidades políticas, dictaduras, etc”.

La editora explica que la producción literaria africana no es pareja. “Hay países con muchísima literatura, como el caso de Nigeria o Sudáfrica y otros de los cuales se nos está haciendo muy complejo encontrar textos que nos interese publicar”. Entre esos que sí considera que vale la pena hacerlos conocer de este lado del mundo está Delicias de la maternidad de la nigeriana Buchi Emecheta, una escritora que promueve un cambio cultural y que en su obra desmitifica los retratos de madres glorificadas por la literatura africana tradicional. “Nos habla de las aristas de la poligamia, de la pesada carga de no poder tener hijos, del acceso a la educación de hombres y mujeres, del impacto del colonialismo, de los nigerianos obligados a pelear en nombre del imperio británico en una guerra que ni siquiera entienden”.

Chinelo Okparanta es autora de La felicidad, como el agua

Con un trasfondo de matrimonios arreglados, violencia doméstica, el sueño de emigrar, el amor más allá de los prejuicios, La felicidad, como el agua, de Chinelo Okparanta se sumerge, a través de estos relatos elegidos por The Guardian como uno de los diez mejores libros africanos del año, en la pesada carga de mandatos y presiones que rodean a las jóvenes nigerianas. Muchos de estos actos de violencia son ejercidos, señala Ana Ojeda en su prólogo, por las propias madres, representantes de una generación aún aferrada a las creencias y valores tradicionales.

El catálogo incluye también Esperando un ángel, de Helon Habila sobre un prisionero político que se ve obligado a escribir poemas de amor por encargo y La mujer descalza, de Scholastique Mukasonga, en la que recupera la memoria de su madre, asesinada en Ruanda.

“Ahora estamos publicando Explicación de la noche, de Edem Awumey, un autor togolés. Y, luego, tenemos previsto publicar un libro de relatos de la ugandesa Doreen Baingana, Pez tropical”, adelanta y vuelve a los inicios cuando se metió en el mundo editorial independiente argentino. Cuando empecé no me era un mundo del todo ajeno y el hecho de dedicarme a una literatura de la que hay poco material me ayudó mucho, tanto con los lectores como con las librerías. Uno de los grandes problemas de las editoriales chicas es entrar al circuito de las librerías, así que ese interés particular que despertaban nuestros libros fue una gran ayuda”.

 

 

 

 

 

 

Compartilo en tus redes

Publicada: 8 de octubre, 2021 | Categoría: Desde casa
Etiquetas: , , .

Notas relacionadas

Volver a Inicio

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.