Cristina Amoroso y cuatro jóvenes del movimiento Mosaiquistas por el Mundo son las artistas que hicieron alquimia y convirtieron una pared en un cuadro. Con azulejos, venecitas y espejos crearon el mural que corona el Bar Quirón. ¿Cómo lograron esa sensación de movimiento y energía de la buena que se robará todas las miradas y las fotos?

El mural para el asombro 1

Fotos Julieta Ferrario

Conoció a Gaudí y se enamoró del mosaiquismo. Dice que puede haber sido que Andrés, el abuelo andaluz, se le metió por las venas cuando vio la majestuosidad del artista catalán. Lo cierto es que apenas pudo se puso a husmear para saber de qué se trataba ese arte, al que Cristina Amoroso define como “alquimia”.

Cristina y un grupo de cuatro jóvenes, que pertenecen al movimiento Mosaiquistas por el Mundo -Vicky, Antonella, Florencia y Belén-, son las artistas que dieron forma al mural que corona el Bar Quirón, la pared que es para el asombro.

“Fuimos convocadas para darle una energía y un espíritu al lugar que tuviera que ver con la propuesta socializadora de Quirón. Cuando vi el espacio donde íbamos a plasmar el trabajo me surgió la idea que estuviera relacionado con la energía planetaria”, cuenta Cristina.

Apasionada de trabajar con partes que terminan componiendo un todo bello y estético, sintió que su propuesta encajaba a la perfección con la de Quirón. “Como que vamos a hacer muchas personas, muchas partes, muchas individualidades trabajando en una misma idea, buscando respuestas, alternativas, preguntas. Y entonces apareció el mural hecho de partes que componen el universo”.

Cristina usa la técnica del mosaiquisimo pero no se limita al mosaico. En sus proyectos caben la madera o la chapa, por ejemplo. “Yo compongo mosaiqueando, pero mosaiqueando también con madera. Todo siempre con el mismo criterio, el de la alquimia, la transformación”.

El mural para el asombro 2

Para hacer el mural de Quirón, Cristina convocó a las cuatro artistas de la agrupación para que la acompañaran en la obra. “Nos juntamos con las chicas y discutimos el trabajo y la forma práctica de hacerla, porque en el mosaico podés trabajar de dos maneras. Directamente sobre la pared y vas pegando las piezas o afuera con distintos soportes. Nos decidimos por hacerlo afuera y usamos la madera como soporte. Es decir, lo fuimos armando en el taller, como un rompecabezas”.

“Yo soy muy solitaria trabajando, pero me gustó mucho la experiencia de trabajar con las chicas, muy enriquecedor hacerlo con gente joven, en equipo y con perspectiva feminista. Después en el armado aceptamos la participación del género masculino para treparse. Me ayudó Gustavo, una persona que yo quiero mucho y que hace muchos años que casi somos madre e hijo. Interpreta perfectamente lo que quiero hacer”.

Para llegar a este armado final, las artistas primero pensaron en el color eran los planetas. Cuando llegaron a la interpretación que más les gustó, fueron a comprar los materiales: azulejos y venecitas. “Eso fue muy divertido porque empezamos a mirar las gamas de cada planeta y trabajamos buscando los rojos, los azules; la Tierra la imaginamos con más verdes. Lo trabajamos con la imaginación y con el material. No es una paleta como puede ser en el óleo. Dentro de esa paleta combinamos lo que imaginábamos”.

Se dividieron los planetas. A Cristina le tocó Júpiter y Neptuno. Y allí se zambulló con sus manos a romper azulejos lisos y azulejos de fantasía, a los que sumó venecitas y algunas piezas de vitrofusión y de cerámica.

El mural para el asombro 8

“Fue muy interesante. Quirón, el nombre, está todo hecho en venecitas y espejo. Venecitas tornasoladas, que a mí me apasionan, que se cortan con unas pinzas especiales para darles forma. Y hay unos espejitos en la palabra Quirón, del mismo tamaño que la venecita, 2×2; entonces jugamos con esas venecitas tornasoladas y los espejos para que dé esa sensación de movimiento. Cuando vos caminás y lo mirás va reflejando los distintos colores y, luego, la iluminación, que va de frente, le da otra vueltita más”.

A sus 62 años, reconoce que su especialidad artística no tiene mucho desarrollo en Argentina. “México, por ejemplo, tiene una cultura muy fuerte. Portugal, España en Andalucía”, como su abuelo Andrés.

Con todo, cree que en estos tiempos se está viendo una “valorización de esta rama del arte. Me acuerdo que cuando yo empecé con esto, hace 22 años, en plena crisis argentina, me fui a comprar las venecitas a la única fábrica que había en ese momento, que se llama Murvi, que tiene cuatro hornos y tenía tres apagados. Me atendieron como si yo fuera una compradora compulsiva de venecitas; yo decía dame un poquito de rojo, dame un poquito de verde. Después vino la moda de las venecitas en los bares y entonces me dijeron no, tiene que encargar. Y bueno, eso a mí me encantó porque pasó de una fábrica muerta a necesitar reservas. Pero extraño eso de que estaba sola y era para mí”.

El mural para el asombro 3

¿Orgullosa de ser vieja?

Sí. Estoy muy contenta, no me pesa para nada la edad.

¿Orgullosa de ser abuela?

Tengo cuatro nietes. Tres nietas y un nieto varón, con los cuales tengo una maravillosa relación de abuela. Nos amamos mucho. Soy una abuela muy abuela también. Todos, además, me siguen en el taller. El chiquito de 9 años, que se llama Gino, me ayudó con Quirón y ahora está desesperado porque le dije que íbamos a hacer la escalera de casa y me llama para preguntarme cuándo empezamos. La mayor tiene 15 y me encanta salir a pasear y que le digan: ¿es tu abuela? Y yo sí, sí, sí, soy su abuela.

Compartilo en tus redes

Publicada: 19 de agosto, 2021 | Categoría: La movida
Etiquetas: .

Notas relacionadas

Volver a Inicio
  1. Corina Ortiz 24 agosto 2021 at 20:26 - Reply

    Hola, buenas noches, estoy tratando de hacerme usuaria y no lo logro, por favor podrian darme alguna forma. muchas gracias.

    • Viviana Cerruti 25 agosto 2021 at 11:12 - Reply

      Hola Corina, en la columna izquierda de Comunidad, tenés que desplegar las opciones y elegir Registrarse, cuando clickees se te abrirá un formulario que deberás completar con tus datos. Podés usar la clave que te sugiere el sistema o poner en su lugar una que te sea más fácil recordar. Gracias por sumarte!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.