Lindas, libres y viejas

Gabriela Cerruti puso en palabras aquello que estaba oculto por la madeja del prejuicio: que la vejez se puede vivir a pleno. Quirón comparte fragmentos de su libro La revolución de las Viejas que habla de cosas urgentes a las que las mujeres ya no nos resignamos.